17 de Septiembre 2014
Gestión integral de riesgos
Por Iván Hillman Chapoy
2012-11-04 20:21:19
 
La nueva Ley General de Protección Civil induce a adoptar un cambio en la política reactiva para pasar a la gestión integral de riesgos, esto es, sin perder la experiencia ganada en la atención oportuna de la emergencia y la reconstrucción de daños, asumir una actitud preventiva para reducir el impacto de los desastres.

Ante ello los gobiernos municipal y estatal son el primer nivel de respuesta por lo que sus capacidades técnicas, institucionales y financieras deben estar fortalecidas para superar la emergencia y, ante todo, evitar que estas sucedan, su tarea es doble: prevenir y actuar, de la mano del sector privado y la sociedad civil.

Los desastres pueden ocurrir en cualquier parte, no hay zonas inmunes o intocables, en enero de 2010 el terremoto en Haití dejó en escombros a su capital Puerto Príncipe; los daños registrados: 316,000 muertos; 350,000 heridos y 1.5 millones de personas sin hogar, entre otros.

Recientemente el Huracán Sandy afectó Haití, República Dominicana, Jamaica, Cuba, Bahamas, Bermudas, Estados Unidos y Canadá; por lo que se le llegó a llamar Frankenstorm o Supertormenta, naciendo en el mar Caribe el día 18 de octubre, hasta crecer y alcanzar el día 24 la categoría de huracán de categoría uno frente a Jamaica para luego continuar hacia el norte y pasar a categoría dos al tocar tierra en Cuba. Unos días después se desplazó hacia la costa este de los Estados Unidos arribando al estado de New Jersey el 29 de octubre con lluvias, fuertes vientos, tormentas eléctricas y nevadas en las áreas montañosas. Los impactos más fuertes vinieron por las extensas bandas nubosas poniendo en estado de emergencia a 9 estados, desde Carolina del Norte hasta Connecticut, tocando la todopoderosa ciudad de New York y sus alrededores.

Los daños de Sandy en Haití se estiman en 104 millones de dólares, mientras que en Estados Unidos en aproximadamente 50 mil millones de dólares y más de 90 muertos, cifras que crecen conforme se logra mayor acceso a las zonas afectadas.

El terremoto en Haití azotó al país más pobre de América Latina y el huracán Sandy al imperio económico más fuerte del mismo continente y primer economía del mundo con cifras del Producto Interno Bruto del Banco Mundial; lo único que une a un país pobre de uno rico es la eventualidad que ocurra un desastre, diferenciados por el factor relativo de vulnerabilidad; hoy estos dos países y otros más continúan en estado de emergencia.

En México estos ejemplos también están disponibles, desde el terremoto de septiembre del 85, las lluvias atípicas de 2010 que afectaron a más de 17 entidades federativas y la sequía más intensa en 70 años que impactó a 19 estados del país, entre otros.

Por ello, desde la Comisión de Protección Civil de la CONAGO, el Gobernador de Veracruz se consolidó el pasado 1 de noviembre como impulsor ante el Ejecutivo Federal, el Equipo de Transición del Presidente Electo de México y la Sexagésima Segunda Legislatura Federal de tres ejes de acción: Política Pública, Fondos Presupuestales y Acciones de Cooperación y Coordinación entre los tres órdenes de Gobierno, el sector privado y la sociedad civil, por medio de los cuales se busca fortalecer a las entidades federativas y municipios del país en la capacidad de respuesta inmediata y acciones preventivas, como los obliga la Ley General de Protección Civil y la recién aprobada Ley General de Cambio Climático.

En el evento, el Dr. Javier Duarte de Ochoa, propuso dos valiosos documentos que recibieron el consenso de sus homólogos: la Agenda Temática 2012-2013 y un Pronunciamiento Nacional publicado el día de hoy.

El llamado inmediato es contundente en dos sentidos: primero, para que en la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del ejercicio 2013, se constituyan los Fondos Estatales de Protección Civil; con especial énfasis en las participaciones que reciben los municipios para incluir recursos destinados en prevención y atención de emergencias.

Segundo, para revisar las reglas de operación de los instrumentos financieros de gestión de riesgos, recuperado el espíritu de respaldar a las entidades federativas y garantizar el principio de inmediatez al flexibilizar el acceso a las declaratorias de emergencia, así como ampliar la descripción de calamidades bajo las características que ocurren en las entidades federativas y, con ello, modificar los parámetros de medición de la CONAGUA.

La Coordinación de Protección Civil de la CONAGO intensificará sus gestiones para consolidar el cambio de un modelo fundamental centrado en la reacción para pasar a uno más fuerte en lo preventivo.

Esta necesidad se refleja en los gastos de atención a desastres que han aumentado en los años 1999, 2005 y 2010 (7, 8 y 24 mil millones de pesos respectivamente); y en 2,520 millones de pesos en 1997 a 41,816 millones de pesos en 2011 y a junio de 2012 se registran 9,453 millones de pesos, sin contemplar el impacto de las heladas y sequía que azotaron al país.

Así, Veracruz se suma a encabezar el esfuerzo nacional para generar nuevas estrategias de financiamiento y de transferencia del riesgo que permitan solventar la atención de emergencias y desastres naturales.
AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO
 
 
comunidad imagen del golfo
  Entradas Anteriores
2012-10-21 /
2012-10-07 /
2012-09-23 /
2012-09-03 /
2012-08-19 /
2012-08-12 /
2012-07-29 /
2012-07-15 /
2012-06-17 /
2012-06-03 /
2012-05-20 /
2012-05-06 /
2012-04-22 /
2012-04-08 /
2012-03-25 /
2012-03-11 /
2012-02-26 /
2012-02-12 /
2012-01-29 /
2012-01-15 /