Logo Imagen del Golfo
    viernes, 27 de mayo del 2016
Inicio Noticias Agencia Clasificados Sociales Deportes Columnas ImagenTV
    Coatzacoalcos-Zona Sur    |    Cd. de México    |   Córdoba-Orizaba-Centro    |    Internacional    |    Guerra contra el narco   |    Poza Rica-Zona Norte    |    Xalapa   |    Veracruz-Boca del Río
Maleficio y brujería en el panteón de Acayucan
 
 
Aunque para muchos hablar de los muertos y cementerios significa miedo o terror, para algunos otros son elementos principales para llevar a cabo maleficios o brujería para dañar al ser que alguna vez amaron o a ése que tanta envidia provoca o por el solo hecho de amarrar al ser amado; otros tan sólo buscan satisfacer sus fantasías sexuales y el hacer el amor arriba de una tumba es para ellos excitante, dicen, es pues tocar el éxtasis del amor
Acayucan - 2009-10-29 19:56:41 - Avisack Douglas / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO
 
Aunque para muchos hablar de los muertos y cementerios significa miedo o terror, para algunos otros son elementos principales para llevar a cabo maleficios o brujería para dañar al ser que alguna vez amaron o a ése que tanta envidia provoca o por el solo hecho de amarrar al ser amado; otros tan sólo buscan satisfacer sus fantasías sexuales y el hacer el amor arriba de una tumba es para ellos excitante, dicen, es pues tocar el éxtasis del amor.
MALEFICIOS Y BRUJERÍA EN EL PANTEÓN
Desde hace años las instalaciones del panteón municipal han servido como recinto para brujos de magia negra o blanca como comúnmente se les llama, quienes llegan a enterrar frascos con infinidad de contenidos, además de ajos, fotografías, maldiciones o los muñecos con alfileres; algunos otros acuden a desenterrarlos para romper el hechizo.
Sobre el tema, el señor Gregorio, mejor conocido como (Goyo o Bocho), relató que ha sido testigo de varios de esos hallazgos y en muchos casos ha impedido que se lleve a cabo tal actividad que también va contra las creencias de la Iglesia y la Medicina.
“Pues en los 11 años que ya tengo trabajando, me ha tocado ver a mucha gente que llega a querer enterrar cosas para que le vaya mal a la pareja o la gente, cuando me doy cuenta pues sí voy y les digo que se vayan, pero muchos vienen en la noche y se saltan la barda y hacen sus cosas”, dijo.
“A veces cuando vienen los albañiles a cavar para hacer las tumbas, ahí me estoy con ellos y hemos encontrado frascos de vidrio enterrados y que adentro tienen ajos, foto de hombre o mujer con maldiciones escritas en papel y en la tapa una cruz hecha con monedas. Yo he preguntado para qué es y me dicen que es para que la pareja que los dejó se hunda en el vicio y nunca tenga dinero”, detalló.
“Otra de las cosas que hemos encontrado mucho, son también muñecos llenos de alfileres, con cabello y foto de la gente amarrados en una tela y metidos en una bolsa, también dicen que es para que a la gente le dé enfermedades incurables”, agregó.
HACER EL AMOR EN EL PANTEÓN
Lejos de quienes ven el panteón como recinto para invocar a los demonios o los ángeles; este grupo de gente satisface sus más extrañas fantasías sexuales, pues a decir de Don Goyo, muchos son los estudiantes o personas adultas, heterosexuales, homosexuales y lesbianas, quienes llegan exclusivamente a tener intimidad en el cementerio.
“Pues de eso también me ha tocado varias veces”, dijo el panteonero, seguido de una risa tímida o apenada que le sonrojó la cara, pero que calmó para relatar; “pero las veces que me he dado cuenta antes de que empiecen pues también los corro y cuando llegué a la hora del hora pues ya los dejo que terminen.
“Una vez me tocó encontrar a unos muchachitos de la prepa Acayucan, ahí estaban los dos desnuditos, ella arriba de la tumba y el chamaco ya sabes, y pues ni modos de ir a interrumpir, mejor los dejé, pero se dio cuenta la chamaca y pues rápido se vistieron y se fueron; en otra ocasión era un señor ya grande con un joven, casi lo mismo pasó y de eso te digo pasó a la hora de abrir, entre las 6 y 7 de la mañana, ahora imagínate ya en la noche, o hay jóvenes que llegan esconderse aquí para tomar, una vez unos de la Zarco igual, pero creo jugaron a la qüija y sí que se metieron un susto grande, jamás regresaron”, abundó.
A ÉL LO CUIDAN Y A LOS OTROS, LOS ESPANTAN
Declaró don Goyo a Imagen del Golfo que tras 11 años de trabajar en el panteón ya a nada le tiene miedo, aunque ha sido testigo de apariciones y revelaciones de muertos.
“He visto a un viejito con su bastón y su sombrero sentarse en el descanso y luego caminar hacia el fondo que es donde se desaparece; otras veces me ha tocado estar aquí en mi oficina y ver cómo las llaves que están colgadas empiezan a moverse y los vasos que tengo acá abajo a golpearse unos con otros sin romperse sin que nadie esté aquí o alguna corriente fuerte de aire”, relató.
“Yo pienso que son conocidos que andan aquí, hace algunos años murió un albañil con el que siempre platicaba, se llamaba Juan y aquí guardaba su herramienta, pienso que es él que anda luego aquí; incluso con él una vez antes que muriera, estábamos sentados en una de las bancas del descanso y vimos pasar una animal, semejante a una martha, lo seguimos para matarlo y se metió en una capilla de las tumbas y ahí desapareció, lo raro fue que la tumba no tenía ningún hueco, es toda de mármol y pues quedó en el misterio”, contó.
“En otra ocasión, antes de cerrar di me recorrido y vi a una joven sentada en una de las tumbas, estaba como fumando y le dije que ya iba a cerrar, cuando me acercaba a ella, dio un salto y caminó en uno de los pasillos rectos y ahí se me perdió; en otra ocasión se escuchan conversaciones de gente, me he acercado y no hay nadie, sólo un aire frío pero bonito, que siento que me abraza y me cuida; aquí la verdad me siento seguro, es como si estuviera en mi casa”, añadió.
“Hace algunos meses estábamos sentados con unos rasperos en el descanso y uno de ellos de pronto dejó de venir, como al mes regresó pero con unas flores y las fue a dejar a una tumba, y nos platicó que en esa ocasión, vio a dos mujeres hermosas pasar, él dice que era la muerte negra y blanca y que como no se lo llevaron él prometió traer flores todos los días a una de las tumbas, ése es de los casos más recientes”, señaló.
Sin embargo, aunque a Don Goyo parecieran esas almas cuidarlo, a los vecinos aledaños al campo santo, el vivir aquí les ha provocado cierto temor, al grado de que en sus viviendas nunca falten las oraciones y el agua bendita, pues algunos revelan que han visto sombras semejantes a las de personas que de forma escurridiza de introducen a través de los árboles, de donde despiden un fuerte frío.
“Aquí he tenido mucha tranquilidad, y aunque veo cosas extrañas o diferentes, o ruidos de árboles que caen o muchas más cosas, no tengo miedo”, agregó finalmente Don Goyo.

 

Derechos Reservados©IMAGEN DEL GOLFO MULTIMEDIOS, S.A. DE C.V.
Blvd Ruiz Cortinez 1917
Col.Jardínes del Virginia; C.P. 94294
Boca del Río, Veracruz
Año 2015
notexteo
  • Facebook
Deja tu comentario
 
 
FOFEL
Sulvaran
Sulvaran
Tec Milenio
Casa nouvelle
Act Medios
Tuxpan Veracruz
Clinica Las Torres
Centro vivir
Toretto
ilveneziano
Inter Center
Computacion del Golfo
Mr. Cool
anunciate
Rancho Tlacuilolan
Costa Soli
Hotel del Mar
anunciate