Logo Imagen del Golfo
    viernes, 18 de abril del 2014
Inicio Noticias Agencia Clasificados Sociales Deportes Columnas ImagenTV
    Coatzacoalcos-Zona Sur    |    Cd. de México    |   Córdoba-Orizaba-Centro    |    Internacional    |    Guerra contra el narco   |    Poza Rica-Zona Norte    |    Xalapa   |    Veracruz-Boca del Río
Cáncer del testículo, el tumor más común en hombres
 
Realizar una simple exploración con el tacto, superando patrones culturales, permitirá a un hombre detectar anormalidades en sus testículos y acudir a un tratamiento oportuno, destacó especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
Distrito Federal - 2012-04-03 15:30:42 - Redacción DF / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO
 
Realizar una simple exploración con el tacto, superando patrones culturales, permitirá a un hombre detectar anormalidades en sus testículos y acudir a un tratamiento oportuno, destacó especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El cáncer testicular, dijo Jesús Morales Covarrubias, urólogo del Hospital General de Zona (HGZ) 1A “Los Venados”, es completamente curable. Se trata de un tumor maligno que ocupa el 1 por ciento de todos los cánceres en el hombre y es el tumor predominante entre los 15 y los 40 años de edad.

Su origen, subrayó, es desconocido, pero existen varios factores que pueden incrementar el riesgo de padecerlo.

El primero de ellos es la criptorquidia, que es cuando uno o ambos testículos no descienden hacia el escroto en las primeras semanas luego del nacimiento.

Aún cuando se haya corregido este problema a edad temprana, el riesgo de padecer un tumor testicular no disminuye, señaló Morales Covarrubias.

Otros factores, continuó el urólogo del HGZ 1A, son los golpes en esos órganos, un desarrollo testicular anormal y antecedentes familiares de cáncer.

Lo que sí está descartado es que este tipo de tumores tenga relación alguna con la vasectomía (sección y ligadura de los conductos deferentes) o incluso con la actividad sexual de la persona o el uso de preservativos, destacó.

Hay dos tipos principales de tumores: seminomas y no seminomatosos. El primero es el más frecuente y surge a partir de las células que producen los espermatozoides y que son radiosensibles, lo que facilita su tratamiento.

La incidencia de cáncer testicular muestra un incremento a partir del último tercio del siglo XX a la fecha. Algunos especialistas creen que esto puede deberse a condiciones ambientales o el mayor consumo de sustancias tóxicas.

Es importante captar a estos pacientes en etapas iniciales de la enfermedad, destacó el especialista del Seguro Social, ya que el cien por ciento de los casos es curable.
Si el tumor está más avanzado, puede haber molestia o sensación de pesadez, así como dolor en la espalda o en la parte baja del abdomen, pero entre 80 y 90 por ciento de estos casos son curables, por lo que el paciente retorna a su vida habitual.

Las opciones de tratamiento en el Instituto Mexicano del Seguro Social, dijo Morales Covarrubias, incluyen radiación, quimioterapia y cirugía. Entre más temprana sea su detección, las posibilidades de no tener que recurrir a la cirugía aumentan. Los análisis habituales después del tratamiento son muy importantes, refirió.

Una de las características de este mal es que el tumor no duele, destacó Morales Covarrubias. Esto constituye un problema para su detección temprana, ya que los hombres no están acostumbrados a revisarse los testículos.

Por eso, el urólogo del Seguro Social invitó a los varones de más de 14 años a explorar periódicamente con su mano los testículos. El varón debe aprender a examinarlos para detectar aumento de volumen o de consistencia --que esté más duro--. Si hay algo que llame la atención, debe acudir de inmediato a revisión médica, concluyó.




 

 
  • Facebook
Deja tu comentario