Logo Imagen del Golfo
    miércoles, 23 de julio del 2014
Inicio Noticias Agencia Clasificados Sociales Deportes Columnas ImagenTV
    Coatzacoalcos-Zona Sur    |    Cd. de México    |   Córdoba-Orizaba-Centro    |    Internacional    |    Guerra contra el narco   |    Poza Rica-Zona Norte    |    Xalapa   |    Veracruz-Boca del Río
Pez León, peligro para arrecifes veracruzanos
 
De brillantes colores, líneas blancas que contrastan con otras más oscuras y se extienden por todo su cuerpo, largas espinas sobre su dorso y aletas que le dan un aire alado, así luce el pez león
Veracruz - 2012-08-12 15:11:59 - Roxana Aguirre / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO
 
 
Archivo / Agencia Imagen del Golfo2012-08-12-16:34:35 Redacción
De brillantes colores, líneas blancas que contrastan con otras más oscuras y se extienden por todo su cuerpo, largas espinas sobre su dorso y aletas que le dan un aire alado, así luce el pez león.
Sin embargo su belleza contrasta con el daño que provoca en el ecosistema nuevo que ha invadido, el parque arrecifal veracruzano.
José Antonio Martínez Hernández, biólogo encargado de las peceras saladas en el Acuario de Veracruz indicó que el pez león es una especie espinosa carnívora originaria del pacífico, en el mar rojo, sin embargo debido a una liberación accidental llegó al océano atlántico y se empezó a convertir en una especie de plaga.
La página de internet de United States Geological Survey (USGS) indica que éste pez es originario de la zona occidental del Océano Pacífico, en particular de Japón, Australia y Filipinas.
La USGS ha hecho un monitoreo constante desde 1992 cuando comenzaron los avistamientos en el Océano Atlántico, que iniciaron en Florida.
Martínez Hernández explicó que la teoría más aceptada de la liberación del pez león a estas costas proviene de ese año, cuando pasó el huracán Andrew por Florida y de manera accidental se liberaron dos especímenes al mar.
“Estos peces fueron liberados y se adaptaron, a partir de ahí comenzó a reproducirse de forma extraordinaria”, expresó.
El biólogo indicó que los estudios que se han realizado arrojan que el pez comenzó a trasladarse debido a las corrientes marítimas hacia Cuba, después llegó a Bahamas, su avance continuó hacia Centro América sobre todo Puerto Rico y Colombia.
“Para 2007 Florida, Cuba, Bahamas, y Centro América ya estaba invadido por estos peces, en 2008 comenzaron los avistamientos en Cozumel y Progreso (…) se presume que para llegar al caribe fueron transportadas las larvas y huevesillos.
“Los peces león ponen una masa de huevo grande, como una gran gelatina y las corrientes lo transportan y así llega a otros puntos, se reproducen miles de pececillos en cada puesta”, apuntó el especialista.
El pez león se caracteriza por ser de ornato por su llamativa estructura y colorido.

¿QUÉ PROVOCA EL PEZ LEÓN?

Los estudios que se han realizado en Hixon se determinó que el pez león tiene un comportamiento similar al de un depredador, pues las especies autóctonas de los nuevos sitios en los que se instala quedan indefensas contra sus ataques.
Las pruebas arrojaron que en cinco semanas los peces pequeños originarios de la zona de Bahamas redujeron su presencia en un 80 por ciento cuando se incluyó al pez león dentro de su hábitat comparado con los que no estuvieron en contacto con él.
El biólogo del Acuario de Veracruz explicó que este pez puede estar en profundidades que van desde los 30 centímetros hasta los 100 metros.
“Hay varios trabajos que se han realizado en el Caribe donde arrojan que el 78 por ciento de su dieta son peces y el resto crustáceos”, expresó.
Martínez Hernández indicó que los peces león comen entre 35 a 40 especies en el Golfo de México y el Caribe.
“Se comen peces de arrecife pequeños, también a las crías y esto a la larga puede afectar mucho a las pesquerías”, comentó.
Algunas de las especies de esta área que podrían fungir como depredadores del pez león son el pargo, los jureles y huachinangos, sin embargo aun no se sabe si tendrán la capacidad de digerir y realmente acostumbrarse a este nuevo alimento.

PEZ LEÓN EN VERACRUZ

La United States Geological Survey (USGS) indica que el primer avistamiento registrado del pez león en el estado ocurrió el 30 de diciembre del 2011 en Agnegade de Adentro en el Parque Nacional del Sistema Arrecifal Veracruzano.
Los registro de la USGS indican que el espécimen medía 18.5 centímetros y se halló a una profundidad de 10.97 metros.
Se realizó un seguimiento y fue capturado el 1 de junio del 2012.
El segundo ejemplar fue avistado en Tuxpan el 6 de mayo de este año, se estima que tenía un tamaño de entre 15 y 20 centímetros y sólo fue observado sin capturarlo.
Tomas Camarena Lurhs, director del Parque Arrecifal Veracruzano detalló que un pez hembra que genera hasta más de 15 mil huevos por mes, por lo que en un año más Veracruz se verá invadido por esta especie.
“En el acuario tenemos tres organismos vivos que han traído, han reportado que han visto más de ocho, pero no se ha hecho un censo”, afirmó.
El biólogo aseguró que Veracruz en un tiempo tendrá una afectación similar a la que han vivido otros lugares como Cuba, Florida y Bahamas, donde la infestación es total.
Martínez Hernández comentó que para evitar que el pez león infeste los arrecifes veracruzanos y acabe con la biodiversidad es necesario implementar un plan en el que el Parque Arrecifal Veracruzano ya está trabajando.
El acuario de Veracruz ya está trabajando en la investigación y captura de estos peces, los capturan para exhibición en las peceras saladas y en otros casos después de atraparlos los sacrifican para analizar su contenido estomacal y determinar de qué especies se está alimentando en la zona.

CAUSA DE LA PLAGA

Los peces león se adaptaron con facilidad a las aguas del océano Atlántico, pero al ser una nueva especie en la zona no tienen depredadores.
“Al adaptarse al entorno sus depredadores no los conocen y la mayoría de ellos viven (…) sabemos que los consumen los carángidos como jureles, morenas y así se mantiene en equilibrio la especie”, comentó el encargado de la pecera de agua salada en el Acuario de Veracruz.
El biólogo afirmó que en Veracruz no se ha encontrado un depredador del pez león, existe un video filmado en el Caribe donde un pargo lo depreda, sin embargo esto no implica que se pueda alimentar de esta especie.
“No hay ningún registro de que una especie lo controle, porque no hay depredadores que lo conozcan por eso su reproducción hace que se multipliquen sin control”, afirmó Martínez Hernández.
El especialista explicó que el pez león es una especie que tiene muchas especies, por lo que no cualquier animal puede comerlo y digerirlo, otro método de defensa que tiene es el veneno.

POSIBLES SOLUCIONES

Algunos países en los que la invasión del pez león se tornó inevitable se tomaron serias medidas para combatirlo.
“En Bahamas hacen torneos de pesca para controlarlo. En una mañana capturaron 2 mil peces, lo que se hace es lograr que la gente lo mate para controlar la población. Se captura con arpón o redes”, expresó Martínez Hernández.
El biólogo del Acuario de Veracruz aseguró que se les informa a los turistas, locales y pescadores que el pez es venenoso, por lo que no pueden tomarlo con la mano.
Otra de las grandes medidas que han tenido éxito es capturarlo con fines gastronómicos, pues no todo el espécimen es venenoso, sólo alguna de sus espinas.
“Una asociación en Florida sacó un libro especializado en recetas que se recomienda cocinar con pez león, pues tiene un sabor particular.
“Se les enseña como aliñarlo, se quitan las escamas y se sacan dos filetes laterales pues esa carne no contiene ninguna toxina”, afirmó el especialista.
En algunas recetas que se pueden encontrar en canales de video como you tube los cocineros recomiendan usar unos guantes fuertes con los que maneja el pez tras su captura para evitar cualquier pinchazo del veneno.
Martínez Hernández afirmó que la ponzoña que despide el pez león puede provocarle al humano vómito, náuseas, fiebre y dolor de cabeza.
Con tijeras de jardinería o convencionales se quitan las espinas que están en el dorso y vientre del ejemplar, que son las que tienen la toxina, también las aletas que aunque no son venenosas no se recomienda comer.
El pez se puede preparar en filetes o completo, su carne es magra y de muy buen sabor.
“En Florida y Yucatán ya se han organizado muestras gastronómicas para evitar que siga haciendo daño”, explicó Martínez Hernández.
El especialista espera que este ejemplo pueda tomarse en Veracruz, pues se sabe por las experiencias anteriores que sólo es cuestión de tiempo para que se multiplique y comience a afectar el sistema arrecifal.

ACCIONES
Autoridades del Parque Arrecifal Veracruzano, de la Procuraduría de Medio Ambiente de Veracruz, de la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera y de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados afirmaron que trabajarán en conjunto para combatir al pez león.
El Parque Arrecifal dio un curso de capacitación al sector pesquero y a los buzos para fomentar su captura.
Además realizarán un concurso gastronómico el 14 de septiembre que contará con la participación de varias escuelas de chef donde el ingrediente fundamental de las preparaciones será este pez.

 

 
  • Facebook
Deja tu comentario