Logo Imagen del Golfo
    viernes, 21 de noviembre del 2014
Inicio Noticias Agencia Clasificados Sociales Deportes Columnas ImagenTV
    Coatzacoalcos-Zona Sur    |    Cd. de México    |   Córdoba-Orizaba-Centro    |    Internacional    |    Guerra contra el narco   |    Poza Rica-Zona Norte    |    Xalapa   |    Veracruz-Boca del Río
Septiembre, el mes más peligroso para Veracruz por huracanes
 
(EXCLUSIVA) Históricamente septiembre es el mes más peligroso para Veracruz ya que ha sido golpeado por estas fechas siete veces de manera directa por huracanes. El puerto de Veracruz ha sido golpeado siete veces de manera directa por huracanes
Veracruz - 2008-09-04 03:01:36 - Laura Morales / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO
 
El puerto de Veracruz ha sido golpeado siete veces de manera directa por huracanes.
Coincidentemente, el 90 por ciento ha sido en septiembre y han sido tan intensos, que una vez que cruzan por el Mar Caribe pasan por la Península de Yucatán sin deterioro alguno por ser ésta una zona plana donde no hay montañas y en consecuencia llegan directamente a impactar.
Hace muchos años que en Veracruz no golpea de manera directa un huracán. El último fue en 1926, que se estima fue categoría 2 con vientos sostenidos entre 151 y 180 kilómetros por hora.
Otro muy cercano, quitando el Stan y que trajo mucho agua, fue el Janet, que tocó tierra en lo que hoy es Laguna Verde el 29 de septiembre de 1955. Fue el único huracán categoría 5 que ha impactado costas veracruzanas y ocasionó 10 mil muertes en Tampico (Tamaulipas) e inundó la Cuenca del Paoaloapan. A partir de ahí vino el proyecto de construcción de presas.
Veracruz tiene muchos años sin que lo golpeen huracanes de manera directa, pero existe la creencia errónea de que el puerto de Veracruz no es golpeado por los fenómenos debido a que se encuentra en la curva del Golfo de México.
Sin embargo se debe a una barrera natural que lo protege, conformada por una corriente de agua relativamente fría que se localiza en la Bahía de Campeche. Esa corriente es conocida por los oceanólogos como Corriente de Lazo y se da porque cuando la corriente marítima del Caribe llega al Canal de Yucatán se divide; una parte se va hacia el Golfo de México y otra parte se mete por los Cayos en Florida (Estados Unidos), lo que deja descubierta la parte sur del Golfo de México, permitiendo la concentración de agua fría.
Cuando un huracán pasa por ahí se desestabiliza porque se le corta el suministro de agua cálida y es eso lo que por muchos años ha protegido a los puertos de Veracruz y Coatzacoalcos del impacto directo, no así de los huracanes que logran pasar la corriente, porque la costa norte del estado de Veracruz es una zona de impacto porque el huracán comúnmente es atraído por la desembocadura de los ríos.
La mayor zona de impacto en el Golfo de México es la cuenca del Pánuco, seguida por la cuenca del Mississippi (Estados Unidos), porque cuando el río llega a la desembocadura el agua dulce disminuye la salinidad del agua de mar e incrementa el calor, lo que a su vez aumenta la temperatura del agua de mar y atrae a los huracanes.
TORMENTAS TROPICALES
De las casi 80 tormentas tropicales y huracanes que han pegado históricamente en los 738 kilómetros de costas en Veracruz, casi 50 han sido en la costa norte, como la cuenca del Pánuco, Tuxpan, Tecolutla y Nautla. El resto se han dado en la cuenca de La Antigua, Jamapa, Los Tuxtlas y el Coatzacoalcos.
En el 2005 se tuvo el impacto del huracán Stan como categoría 1 pues a duras penas rebasaba los 119 kilómetros por hora en vientos sostenidos. Entró por la región de Los Tuxtlas, dejando afectaciones en la conurbación Veracruz-Boca del Río y la Cuenca del Papaloapan.
El daño que ocasionó fue principalmente en infraestructura, y las autoridades no reportaron decesos que lamentar.
PRONOSTICO DE HURACANES PARA EL 2008
En el 2006 azotaron tres tormentas tropicales. En el 2007 se registraron en la zona de Tecolutla y Gutiérrez Zamora el huracán Dean y el Lorenzo, que repercutieron en el centro y sur del estado con lluvias y viento, pero todo el efecto fue para la zona norte, explicó el director municipal de Protección Civil en Veracruz, Isidro Cano Luna.
“Un huracán tiene dos semicírculos: el de la derecha el más peligroso y uno manejable, que es el de la izquierda. En el primero están los vientos y lluvias torrenciales. Cuando pegaron el año pasado, la parte de lluvias y vientos pegó en el norte de Veracruz y trajo alguna consecuencia al centro y sur del estado, pero fue mínimo a diferencia del huracán Stan en el 2005, cuando el semicírculo de la derecha pegó hacia la conurbación”.
La Universidad de Colorado siempre en febrero lanza el pronóstico en la materia, pero éste nunca se cumple. A decir de Cano Luna, para hacer las predicciones lo primero que se requiere es tener información del mar, lo que se logra a través de los buques que andan navegando pero cerca de los meses activos.
“Los pronósticos en temporada de huracanes no nos dicen nada. Algo en que coinciden los expertos, incluso los de la misma universidad, es que no representa absolutamente nada pues podemos tener 50 huracanes para este año pero si se dan en mar abierto, será una temporada sin trascendencia. Pero podemos tener uno nada más que golpee una zona netamente poblada y que dejará más que lamentar”.
Más que saber cuántos huracanes podrían llegar, se debe saber cómo actuar en caso de que uno se acerque, para no caer en el rumor o situaciones de desconcierto.
Y es que cuando al final del año se hace un recuento, el número de acierto del pronóstico inicial es del 50 por ciento, cifra demasiada baja pues se necesita para un buen pronóstico un 80 por ciento de acierto.
Lo que sí es un hecho es que aunque no habrá más huracanes que en temporadas pasadas sí serán más intensos debido al calentamiento global, pues la temperatura del agua entre los trópicos comienza a elevarse, y lo que se debe cuidar es saber cómo alertar a la población para que esté atenta y prevenida.
Afortunadamente después del huracán Katrina que le dio una lección a Estados Unidos -porque considerado el país número uno en protección civil el fenómeno les dejó más de dos mil muertos-, a partir de ahí el mexicano tomó mucha conciencia de lo que son estos fenómenos.
Cuando viene el Stán después de Katrina llegó una cultura de la prevención y ahora la gente pregunta más, qué hacer, cuántos vienen, por qué nacen, hacia dónde van, y esa cultura preventiva año con año va creciendo y es importante porque cualquier costa mexicana corre riesgo de ser golpeada por huracanes.
STAND Y DEAN
El Stan golpeó severamente a la conurbación Veracruz-Boca del Río en colonias como el Floresta, Amapolas I y II, los Predios en sus tres secciones, las colonias cercanas al canal de la Zamorana en Boca del Río, las cercanas al dren B, Plan de Ayala, Miguel Alemán, Carranza en sus tres secciones, Manantial y colonias como Vista Alegre, Revolución, la calzada Ejército Mexicano, Díaz Mirón, Ruiz Cortines y Juan Pablo II con encharcamientos graves.
Dean y Lorenzo causaron daños en Gutiérrez Zamora por desbordamiento de ríos e intensas olas y pérdidas fuertes en agricultura y ganadería.
Después del Stan empezaron a realizar las obras de colectores pluviales en la conurbación Veracruz-Boca del Río. Así fue como colocaron drenes hacia el canal de la Zamorana, además de tres bombas para sacar hasta tres mil litros en un minuto, para que cuando empiece a llover acapare el agua.
En la colonia Revolución Primera Etapa se construyó un colector que se conecta con el de Juan Pablo Segundo para aliviar el problema de encharcamientos.
Dependiendo de la cantidad de agua que caiga y el tiempo de duración de las lluvias en la próxima temporada, será el daño que sufra la conurbación.
En Veracruz las colonias vulnerables son la Chalchihuecan, los Predios, LasBajadas, Malibrán, López Mateos y Amapolas I y II. En Boca del Río, las adyacentes al canal de la Zamorana, como la Ampliación Miguel Alemán, 18 de Marzo y la Revolución Segunda Etapa, informó Julián Flores Cabrera, coordinador regional de Protección Civil estatal.
“Pongamos que cae 100 milímetros de agua en ocho horas; habrá encharcamientos pequeños pero si se reduce el tiempo vamos a tener problemas”.
Alertó sobre la presencia de deslaves en el municipio porteño e inundaciones en Boca del Río pues en el canal de la Zamorana pese al buen funcionamiento de las bombas instaladas desde el año pasado, la acumulación de tierra, basura y lirio podrían ocasionar que el agua rebase el nivel y afecte sobre todo a la población asentada a los alrededores.
En Veracruz recordó el fallecimiento hace algunos años de un menor que murió aplastado.
Flores Cabrera dijo que Protección Civil ya se prepara con acciones para afrontar la temporada de lluvias. Para ello llevará a cabo simulacros en los 14 municipios que comprende la región. Iniciará por los asentamientos cercanos a ríos como La Antigua, Cardel y Paso de Ovejas.
Pidió el apoyo de la sociedad para evitar tirar basura en las calles o sacar las bolsas a deshoras, pues comenzarán las acciones preventivas de desazolve de alcantarillas y de nada servirá si la ciudadanía no contribuye.


¿CÓMO NACE?
Un huracán es un meteoro que se forma en aguas cálidas en determinada época del año y requiere para ello condiciones específicas. En principio, la temperatura superficial del mar en 27 grados y hasta una profundidad de 43 metros; por ello no hay huracanes todo el año y no se dan en cualquier lugar del mundo.
Su nombre técnico o meteorológico es el de ciclón intertropical o ciclón tropical. En un principio el nombre era con ‘F’ (furacán). En sí es un meteoro que tiene un ciclo de vida. Empieza como una onda de baja presión donde hay lluvias importantes y conforme se alimenta de la energía que le brinda el calor y humedad del mar, puede seguir creciendo.
Primero comienza como depresión tropical cuando los vientos sostenidos no rebasan los 63 kilómetros por hora, pero en cuanto los vientos rebasan esa velocidad pasa a ser una tormenta tropical y ya tiene un nombre propio. Pero si se intensifica aún más y los vientos rebasan los 120 kilómetros por hora, cae en la categoría de huracán, conservando el nombre que adquirió en la categoría anterior.
De acuerdo con la Escala Saffir Simpson, hay cinco categorías determinadas con base en la velocidad de los vientos.
El huracán categoría 1 es el que lleva vientos sostenidos de 119 a 150 kilómetros por hora. El categoría 2 es el que trae vientos de 151 a 180 kilómetros por hora. El categoría 3, vientos de 181 a 210 kilómetros por hora. El categoría 4, de 211 a 250 kilómetros por hora. Y el más intenso, el categoría 5 trae vientos sostenidos de más de 250 kilómetros por hora.
Saffir y Simpson son los apellidos de dos ingenieros norteamericanos. Uno, en aquel entonces director del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. El otro, un ingeniero civil especializado en estructura. Se decidió llamarlos así en la década de los 80’s para tener alguna referencia.

LA FORMACIÓN DE HURACANES
Los huracanes se dan cuando el calentamiento de la superficie del mar es el adecuado y propicio. Eso empieza es a partir de mayo.
Hablando del Pacífico Oriental y el Océano Atlántico, hay cuatro regiones matrices donde se generan. Para eso se necesita el calentamiento intenso del mar.
La primera región se activa entre el 15 y 30 de mayo. Es la del golfo de Tehuantepec frente a Salina Cruz, Oaxaca.
La segunda región se activa en junio en la Sonda de Campeche, es decir en la porción suroeste del Golfo de México.
La tercera, que se activa en julio, es la del Mar Caribe.
La última generalmente se da entre agosto y septiembre en el Atlántico abierto, muy lejos de México y muy cerca de las islas Cabo Verde frente a la costa occidental de África. Pero son los más peligrosos por ser los de mayor recorrido; y es que un huracán mientras más tiempo tarde sobre agua cálida, más se intensifica porque es el combustible que necesita para su evolución.

 

 
  • Facebook
  • Comentario en el Sitio
Deja tu comentario
Déjanos tu comentario sin necesidad de registro
NOMBRE :
COMENTARIO: