Logo Imagen del Golfo
    miércoles, 30 de julio del 2014
Inicio Noticias Agencia Clasificados Sociales Deportes Columnas ImagenTV
    Coatzacoalcos-Zona Sur    |    Cd. de México    |   Córdoba-Orizaba-Centro    |    Internacional    |    Guerra contra el narco   |    Poza Rica-Zona Norte    |    Xalapa   |    Veracruz-Boca del Río
Nueva polémica rodea secuestro de Karina Reyes, revelan anomalías
 
La reciente denuncia pública de la familia Mateos Escamilla sobre el involucramiento, sin fundamento, de Miguel Ángel Mateos Escamilla, como presunto responsable del secuestro y homicidio de la joven Karina Reyes Luna ha venido nuevamente a levantar la polémica en torno a este crimen
Orizaba - 2008-10-26 10:25:51 - Nora Gabriela Lira / AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO
 
La reciente denuncia pública de la familia Mateos Escamilla sobre el involucramiento, sin fundamento, de Miguel Ángel Mateos Escamilla, como presunto responsable del secuestro y homicidio de la joven Karina Reyes Luna ha venido nuevamente a levantar la polémica en torno a este crimen.
Y es que entre la población crecen las dudas acerca de que si las investigaciones se están realizando de manera correcta, pues a esta acusación se suman las que en su momento hiciera Ignacio Hernández Castañeda, vendedor de productos de limpieza, quien junto con su hermano Omar fue detenido y acusado de estar involucrado en ese mismo caso, por lo que denunciaron esta situación tras haber sido torturados por policías ministeriales y advertidos de que de decir algo su familia pagaría las consecuencias.
Este hecho parece ser ahora reforzado con los señalamientos proporcionados en su escrito entregado a medios de comunicación por la familia Mateos Escamilla, donde refieren que el pasado 15 de agosto llegaron a las inmediaciones de su domicilio unos 40 policías ministeriales, quienes intentaron entrar con el falso argumento de que perseguían a “un asaltante que se había metido al domicilio de un vecino” y que pasando desde ahí entrarían para aprehender al ladrón, pero cuando la familia, dudosa, no les permitió el ingreso cambiaron su actitud advirtiendo que estaban “entorpeciendo su labor”, para finalmente admitir que se llevarían a Miguel Ángel Mateos para “hacerle sólo dos preguntas”.
A pesar de que no mostraron orden de presentación ni aprehensión, relatan, Miguel Ángel decidió acudir por su propia voluntad, y al llegar ante el agente del Ministerio Público se les informó que una persona que había sido detenida horas antes lo señalaba como autor intelectual y material del secuestro y homicidio de Karina Reyes Luna.
A partir de ahí, señala la familia, Miguel Ángel fue detenido (eran las 20 horas) e incomunicado durante cinco horas, lapso en que fue “objeto de vejaciones, golpes, tortura física y psicológica”.
Tras rendir su declaración, fue remitido a los separos de la comandancia municipal de Mendoza el 16 de agosto alrededor de las 15 horas, donde nuevamente fue golpeado y torturado con toques eléctricos por elementos de la ministerial para que se declarara culpable y a partir de entonces ni a los familiares ni a los abogados se les permitió establecer contacto con él.
Preocupados por esta situación, los familiares permanecieron afuera de la comandancia toda la noche y en la madrugada del 17 de agosto, a las 01:30 horas, observaron la llegada de una camioneta con policías ministeriales, quienes nuevamente –aseguran- golpearon a Miguel Ángel, ofreciéndole garantizar su seguridad en el penal de La Toma; sin embargo él mantuvo su inocencia.
A pesar del maltrato y tortura de que fue objeto, señala la familia, Miguel Ángel no fue atendido por ningún médico legista.
Estas anomalías, añaden, se suman a que al ser ingresado al penal de La Toma, el sujeto que lo acusaba se retractó de su supuesta confesión alegando que “desconocía la declaración y la firma” que ahí aparecía puesto que nunca hizo tales señalamientos. A pesar de ello se dictó auto de formal prisión a las tres personas que había detenidas.
En el escrito se finaliza puntualizando que si algo queda claro en este caso es “la incompetencia de las autoridades para proporcionar resultados en la investigación”, lo que ha provocado que se busquen chivos expiatorios de “ese crimen inhumano y repudiable”.

ANUNCIAN FAMILIARES MOVILIZACIÓN EN LA PLAZA LERDO

Uno de los hermanos de Miguel Ángel, Roberto Mateos Escamilla, indicó que conocidos y amigos de la familia se organizan para manifestarse en la Plaza Lerdo, en la ciudad de Xalapa, el próximo lunes 27 de los corrientes, a fin de solicitar la intervención del gobernador Fidel Herrera en este caso.
Agregaron que aunado a ello se encuentran buscando otros foros para dar a conocer las irregularidades que privan en todo el caso, por lo que buscarán apoyarse en organizaciones defensoras de los derechos humanos y organismos no gubernamentales para que se haga justicia.
Y es que consideran que si bien la delincuencia afecta gravemente a la sociedad en general, también lo hace la falta de justicia y el señalamiento sin fundamento de personas inocentes.

CRÓNICA DE UN CRIMEN

Jueves 12 de junio de 2008
Karina Reyes Luna, de 23 años de edad, tercera hija del ingeniero Luis Reyes Larios, rector de la Universidad del Golfo de México (UGM), y Zoila Luna, y sobrina del arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, fue secuestrada el jueves 12 de junio entre las 12 y 13 horas, cuando salía de la estética Liss et Nails, ubicada en el número 914 de la avenida Colón Oriente.
De acuerdo con algunas versiones reportadas por medios de comunicación, la joven había sido saludada por un hombre conocido de ella momentos antes, mientras aún se encontraba en el lugar. Al salir para abordar su camioneta que se encontraba estacionada cerca volvió a toparse con la misma persona que la esperaba, con quien habló brevemente y de improviso éste la sujetó por los brazos y la llevó hacia una camioneta tipo Van de color negro, con vidrios polarizados y en la que al parecer había tres personas más, una que conducía y dos más que ayudaron a sujetarla.
Al escuchar los gritos de la muchacha, las empleadas del salón salieron sólo para ver cómo el vehículo se alejaba.
Conforme transcurrieron las horas, trascendió que la familia había recibido una petición de rescate de un millón de dólares,

Sábado 14 de junio de 2008
Nuevamente se conoce una petición de los secuestradores, los que disminuyen sus exigencias y piden a la familia 20 millones de pesos supuestamente para llegar a un pronto arreglo.
Para estos momentos el hogar de la familia Reyes Luna se encuentra vacío, ya que se trasladaron a otro lugar para llevar a cabo la negociación con los secuestradores.
Por su parte, la Procuraduría General de Justicia señala que no hay ninguna denuncia de secuestro, por lo tanto no puede intervenir.

Domingo 15 de junio de 2008
El cuerpo de Karina Reyes Luna es encontrado en el kilómetro 226+600 de la carretera México- Veracruz, en los límites entre Puebla y Veracruz.
Según los informes policiacos, un leñador que pasaba por ese lugar a las 15 horas detectó una bolsa de plástico de color negro con un cuerpo adentro, por lo que dio aviso al primer comandante de Acultzingo, Martín Sánchez Martínez, quien tras acudir al lugar reportó el hallazgo a la Secretaría de Seguridad Pública de Camerino Z. Mendoza y a la Policía Ministerial.
Luego de dar aviso a la familia, es enviado al lugar el chofer Pedro Bryan Delgado con algunos familiares, quienes identifican el cadáver de la infortunada joven.
En este momento, la Procuraduría General de Justicia inicia formalmente su intervención en el asesinato.
Entre tanto, el cuerpo es trasladado a la Facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana, para la necropsia de ley.

Lunes 16 de junio de 2008
En sus primeras declaraciones a medios de comunicación, el ingeniero Luis Reyes Larios señala que el viernes se pagó el rescate por la joven, aunque no precisó cuánto, y los captores prometieron liberarla en las siguientes horas, por lo que ese domingo permanecían todos en la casa esperando saber que había sido liberada.
Por la mañana, la familia Reyes Luna recibe el pésame de parientes y amigos durante el velorio en el salón de Food and Jobs.
A ese lugar llegan legisladores, funcionarios, exalcaldes, empresarios, quienes expresan sus condolencias a la familia y su condena por este crimen, haciendo un reclamo unánime de seguridad.
Poco después de las 11 horas es trasladado el cuerpo de Karina a la parroquia de San Miguel, donde es recibido por su tío, el arzobispo Hipólito Reyes Larios, quien oficia la misa de cuerpo presente y pide perdón para sus asesinos.
Regresan el féretro al salón de Food and Jobs, donde se le siguió velando.
El procurador general de Justicia del Estado, Emeterio López Márquez, nombra a Daniel Rivas Castán, director de Investigaciones Ministeriales, como fiscal especial en el Caso Karina.
Se menciona por primera vez que el exnovio de la joven, Miguel Ángel Mateos, es uno de los principales sospechosos.
Por separado, Ignacio Hernández Castañeda, vendedor de productos de limpieza, detenido el viernes 13 de junio junto con su hermano de nombre Omar, denuncia en rueda de prensa haber sido objeto de torturas por parte de policías ministeriales en las instalaciones de Tugrablock, quienes lo liberaron después de tres horas, con la advertencia de que algo le pasaría a su familia si decía algo.

Martes 17 de junio de 2008
El féretro de Karina es llevado nuevamente a la parroquia de San Miguel para una segunda y última misa de cuerpo presente, misma que es oficiada también por el arzobispo Hipólito Reyes Larios.
Posteriormente se dirigen al cementerio municipal de Camerino Z. Mendoza, donde llega el gobernador Fidel Herrera Beltrán para acompañar a la familia y amigos en el último adiós a Karina.
Peritos de la Procuraduría de Justicia revelan que la autopsia practicada al cuerpo permite conocer que la joven murió de asfixia por estrangulamiento.
Asimismo se puntualizó que no había rastros que permitieran pensar en tortura o abuso, así como también se desechó la posibilidad de que el cuerpo fuera lanzado de algún vehículo en movimiento, sino que fue depositado en la parte trasera de un altar que existe en el lugar, pues la bolsa no presentaba raspaduras y el terreno estaba sin señales.
Este mismo día se conoció que la policía contaba con dos líneas de investigación, la primera de ellas enfocada al exnovio de la víctima, Miguel Mateos y su hermano, quienes estaban desaparecidos desde el día del secuestro, además de que no concluyeron sus relaciones en buenos términos.
Igualmente, se supo que la otra línea de investigación giraba en torno a una persona allegada a la familia Reyes Larios y Reyes Luna.

Miércoles 18 de junio de 2008
Por la noche, el ingeniero Luis Reyes Larios acudió a las oficinas del Ministerio Público de Camerino. Z. Mendoza para rendir declaración sobre el secuestro y homicidio de su hija.
Ahí informó que la primera llamada anunciando el secuestro de la joven la recibió el mismo jueves 12 de junio por la tarde y escuchó la voz de un hombre decir que necesitaba 10 millones de pesos y la advertencia de que no avisara a la policía.
Luego de varias llamadas en la que se realizaron negociaciones, el viernes 13 se llegó a un acuerdo para pagar millón y medio de pesos por la liberación de la joven.
Para reunir el dinero, la familia recurrió a varias amistades y una vez reunida la cantidad, el chofer Pedro Bryan, la lleva al lugar indicado, en la parte posterior del Instituto Tecnológico de Orizaba.
El padre de Karina recibió una llamada más de los secuestradores confirmando la recepción del dinero y avisando que la joven sería liberada en las próximas horas.

Jueves 26 de junio de 2008
El Gobernador del estado acepta las renuncias del procurador general de Justicia del estado, Emeterio López Márquez, y el secretario de Seguridad Pública, Juan Manuel Orozco Méndez.
El Congreso aprueba en “fase track” la designación de Salvador Mikel Rivera como nuevo procurador general. Sergio López Esquer es el nuevo secretario de Seguridad Pública.

Miércoles 13 de agosto de 2008
La Policía Ministerial detiene a José Andrés Hurtado, ya que desde su teléfono celular se hicieron las llamadas para pedir el rescate de Karina.

Viernes 15 de agosto de 2008
El procurador general de Justicia, Salvador Mikel Rivera, informó que como resultados de una investigación ardua, minuciosa y compleja, se detuvo a Jorge Rojas Martínez, José Carlos Victoria Cruz y Miguel Ángel Mateos Escamilla, como probables responsables del secuestro y homicidio calificado en agravio de la joven Karina Reyes Luna.

Domingo 17 de agosto de 2008
Consignan a los tres detenidos ante la juez tercera de primera instancia de Orizaba, quien radicó la causa penal número 133/2008.

Martes 09 de septiembre de 2008
Daniel Rivas Castán fue relevado como fiscal especial del Caso Karina, ese cargo lo asumió Mario de Jesús Ramírez Castillo.

Jueves 09 de Octubre de 2008
El fiscal especial del Caso Karina, Mario de Jesús Ramírez Castillo, determina liberar a José Andrés Hurtado luego de no encontrarse elementos en su contra.José Andrés Hurtado estuvo arraigado por 28 días en la casa de seguridad ubicada en Circunvalación esquina con Oriente 9, donde permanecía bajo custodia de elementos ministeriales.
Cabe mencionar que luego del documento dado a conocer por familiares de Miguel Ángel Mateos se buscó la opinión del subprocurador de Justicia en la zona centro, José Antonio Lezama Moo, quien pese a repetidos intentos nunca pudo ser localizado en sus oficinas.

 

 
  • Facebook
Deja tu comentario